Fotograbado panorámico horizontal 3 piezas

Tamaños:

  • 36×14 cm
  • 100×60 cm

Captar la personalidad de alguien en un retrato  es una tarea difícil y no siempre se consiguen los resultados esperados, siendo frecuente muchas veces que el retrato no se parezca al original, sobre todo en retratos manuales hechos a mano por artistas profesionales. Con el fotograbado en madera conseguimos reflejar fielmente todos los rasgos que distinguen a esa persona al partir de una simple fotografía. La similitud está garantizada.

Cuando grabamos en madera la imagen de un ser querido estamos perpetuamos esa imagen en el tiempo pero de una forma mucho más emblemática que con una fotografía. Las vetas de la madera dan vida al rostro por el relieve de la talla, de la misma forma que las curvas de una escultura, o los trazos del óleo de una pintura. La representatividad que aporta un fotograbado es un valor que se aprecia al momento de contemplarlo, tocarlo, y percibir la calidad de los materiales que lo integran, los acabados de las maderas…